El Senado de Estados Unidos, dominado por los republicanos, aprobó este viernes una propuesta con fondos para evitar por una semana el cierre de la Administración Federal, lo que concede tiempo a los negociadores de la Casa Blanca y el Senado para negociar un paquete mayor de gasto.

Los senadores emitieron su voto de viva voz para aprobar una medida que extiende por una semana (hasta el próximo viernes) el plazo para que expire la financiación de la administración federal, que vencía esta medianoche.