Un hombre fue sentenciado a prisión por estrangular y causarle la muerte a su esposa quien le pidió el divorcio al día siguiente de haberse casado.

Tareq Alkayyali de 39 años de edad, fue acusado este viernes, por haber asesinado a su esposa, Wasam Moussa de 23 años de edad, en su apartamento en la ciudad de Arlington, Texas (Estados Unidos).

Podría leer: “Santa, trae munición por favor”: congresista de EE.UU. desata polémica por foto navideña

El fatídico hecho se remonta al 2018, cuando Moussa y Alkayyali se casaron en Jordania a pesar de que la mujer se había negado a contraer matrimonio. Al otro día, Moussa le pidió el divorcio y, posteriormente, volvió a casa de sus padres, mientras que Alkayyali viajó a EE. UU.

La pareja estuvo separada por varios meses, durante ese tiempo Alkayyali sostuvo una relación amorosa con una compañera de trabajo.

En video: La erupción de un volcán en Indonesia deja varios muertos y decenas de heridos

Luego, en mayo del 2019, Moussa llegó a Texas a visitar a su esposo con la intención de “darle una oportunidad de hacer una vida juntos”, según dijo este viernes el hermano de la víctima, Ahmad Ali al jurado del Tribunal de Distrito Penal.

A pesar de que la mujer duró menos de una semana con su esposo, Ali resaltó que durante ese tiempo solo discutieron y hablaron de su ruptura. Además, su hermana en una oportunidad le dijo que, mientras peleaban, Alkayyali le tapaba la boca.

Conozca más: Avanza con tranquilidad la jornada de elecciones de Consejos de Juventud

En una de esas discusiones y agresiones que cometió Alkayyali, Moussa se desmayó por lo cual, su esposo la acostó sobre la cama y luego, se fue a trabajar.

Posteriormente, la Policía atendió una llamada en donde aseguraron que un hombre podía estar en el apartamento y había agredido a una mujer; por ello, unos oficiales fueron hasta la vivienda y encontraron a Moussa sin signos vitales. Mientras que Alkayyali estaba fuera del apartamento por lo que fue arrestado.

Lea más: Duque invita a los jóvenes a votar por “nuevo semillero de liderazgo”

Este viernes, un jurado debía decidir si encontraba inocente o culpable a Alkayyali, así que escuchó a una de las fiscales, Allenna Bangs y al hermano de Moussa, Ali.

“Le puso la mano en la cara a una persona que amaba, y vio cómo la luz se apagaba de sus ojos”, dijo Bangs al jurado del Tribunal.

Lea también: Imputan a dos hombres señalados de asesinar a dos perros en Cali y Putumayo

Por su parte, Ali, hermano de la víctima aseguró que “ella fue allí sabiendo que tenía muchos problemas con él. Ella le tenía miedo”.

Tras escuchar las declaratorias y conocer que el día anterior del asesinato el hombre había buscado en Google “cómo deportar a su esposa”, el jurado encontró culpable a Alkayyali, por ello, lo condenó a 23 años de prisión.