Cuatro tripulantes y tres pasajeros de un helicóptero de la Fuerza Aérea del Perú, que desapareció el martes en la región amazónica, murieron luego de estrellarse por causas no determinadas.

La aeronave, que llevaba ayuda humanitaria al distrito selvático de Imaza, cercano a la frontera con Ecuador, fue encontrada en las cercanías de la comunidad de Chija, en la provincia de Bagua.

En el accidente murieron el comandante FAP Luis Humberto Flores, el capitán Bryan Calleja y los suboficiales técnicos Ronal Cortez y Nicolás Estrada, así como los pasajeros Elmer Herrera, Reu Wisum Piitug y Sabino Shawit.

Publicidad

La Fuerza Aérea de Perú dijo que activó una junta de investigación, «cuyos integrantes ya se encuentran en la zona» para determinar las causas del accidente.

El helicóptero tipo MI-17 había partido pasado el mediodía del martes de la localidad de Urakusa y debía arribar a Chija veinte minutos más tarde, pero nunca llegó.

En la aeronave se transportaba alimentos del programa social Qali Warma, dirigido a las escuelas de sectores vulnerables que debido a la pandemia del COVID-19.

Desde abril, las clases se dictan en forma remota en Perú, pero en algunas regiones, que no cuentan con servicio de internet, lo hacen forma presencial.

Amazonas es una de las regiones en las que el impacto de la pandemia aumenta en las últimas semanas y se teme por la salud de las comunidades indígenas asentadas en su territorio.

Dichos grupos denuncian la falta personal médico, suministros y equipos para atender la enfermedad.