Al menos siete personas murieron este jueves y 13 resultaron más resultaron heridas al estallar un carro bomba ante el popular Hotel Wehliye en Mogadiscio, frecuentado por políticos y funcionarios somalís, confirmaron fuentes de los servicios de emergencia.

El número de víctimas fatales podría aumentar mientras los servicios de emergencia intentan rescatar a los heridos, aseguró el miembro del dispositivo de atención médica Mohamed Abshir.

El grupo yihadista Al Shabab, es sospechoso del ataque que tuvo lugar en el concurrido hotel de la calle Makka Al Mukarama, donde abundan las oficinas gubernamentales, los hoteles y los restaurantes.