Siete palestinos murieron en una nueva jornada de protestas en la Franja de Gaza, una de las cifras más altas registrada en un solo día en los últimos meses, desde que inició la Gran Marcha del Retorno.

Alrededor de 20.000 palestinos salieron a protestar en cinco puntos a lo largo de la Franja de Gaza con banderas, neumáticos en llamas y artefactos explosivos.

De inmediato desde el otro lado de la valla divisoria, el Ejército israelí respondió con medidas antidisturbios. Entre las víctimas hay dos menores de 12 y 14 años quienes murieron por disparos que recibieron en el pecho y la cabeza.

Los manifestantes lograron derribar una sección de la valla fronteriza, mientras que el Ejército de Israel reconoció que bombardeó un puesto del grupo islamista Hamás.

Las movilizaciones de la Gran Marcha del Retorno, que reclaman el fin del bloqueo impuesto por Israel desde 2007 y el regreso de los refugiados palestinos, iniciaron el pasado 30 de marzo.

 

 

Publicidad