Un grupo de nueve personas tomaron gel de manos antibacterial cuando se acabó el licor en una fiesta en la aldea de Tomtor, distrito Tattinsky (Yakutia), una de las regiones más grandes de Rusia.

Las primeras tres víctimas fueron una mujer de 41 años y dos hombres de 27 y 59 años, las otras seis personas fueron trasladadas en un avión de evacuación médica a la capital regional, Yakutsk.

Posteriormente murieron tres hombres más, de 28, 32 y 69 años. En las últimas horas se informó de una muerte más.

«Se han registrado nueve casos de intoxicación con desinfectante, incluidos siete que fueron mortales», indicó el regulador federal de salud pública, Rospotrebnadzor.

Los asistentes a la fiesta bebieron el desinfectante (69 % de metanol), que se ha vendido como limpiador de manos durante la pandemia de la COVID-19.

Publicidad

«El envenenamiento se produjo como resultado de beber desinfectante», aseguró el fiscal regional del estado.

Los funcionarios de salud advirtieron a los pobladores que no bebieran el antiséptico de fabricación rusa. Por este caso se abrió una investigación penal.