Un sismo de magnitud 6,0, registrado este domingo en el oeste de Irán, cerca de la frontera con Irak, dejó al menos dos muertos y 255 heridos, según un nuevo balance.

El terremoto, que ocurrió a poca profundidad, se produjo a 26 km al suroeste de la ciudad de Yavanrud, en la provincia de Kermanshah, según el instituto sismológico de Estados Unidos (USGS).

Por su parte, el gobernador de Kermanshah, Hushang Bazvand, brindó a la radio oficial un nuevo balance de dos muertos y 255 heridos (antes se mencionaron 241).

Además, señaló que unos 500 edificios fueron destruidos por el temblor

El jefe del departamento de urgencias de la Universidad de Ciencias Médicas de Kemanshah, Saeb Sharidari, dijo por su parte que los dos fallecidos son una mujer embarazada y un hombre de 70 años, que sufrió un ataque al corazón en el momento del terremoto.

La agencia IRNA informó que la electricidad quedó cortada en 70 poblaciones, pero que en 50 ya fue restaurada. También señaló que hubo al menos 61 réplicas tras el sismo.

Igualmente se indicó que había problemas de agua potable debido a los daños causados en las infraestructuras en algunas zonas.

Publicidad

En la ciudad de Javanrud se puso en marcha un centro de primeros auxilios para coordinar las operaciones de socorro. Los hospitales y las organizaciones caritativas fueron avisadas, declaró el gobernador Bazvand a Irna.