La primera ministra británica, Theresa May, confirmó que el ataque al exespía ruso Serguéi Skripal y su hija, con un agente llamado Novichok en Inglaterra, fue cometido por agentes de los servicios rusos de inteligencia militar.

May también anunció de la emisión de órdenes de detención contra dos ciudadanos rusos.

«En base a una investigación de nuestras agencias de inteligencia, el gobierno concluyó que los dos individuos señalados por la policía son oficiales de los servicios de inteligencia militar rusos», afirmó la primera ministra ante el parlamento.

La Policía identificó a los rusos Alexander Petrov y Ruslan Boshirov como responsables del ataque contra los Srkipal, en la ciudad inglesa de Salisbury.