Un reciente estudio científico realizado en Hong Kong determinó que BA.2, subvariente de la cepa de COVID ‘Ómicron’, es más grave en los niños en comparación con otras variantes u otros virus como la gripe o influenza.

No obstante, el estudio arrojó en cifras que la cantidad de muertes y ‘resultados graves’ por BA.2 es menor, según recopila CNN.

Además, también señalan que los hallazgos de la cepa pueden ser menos aplicables a Estados Unidos, donde se han presentado más casos de COVID y, por ende, más inmunidad de rebaño.

También puedes leer: Mitad de Shanghai está confinada por brote de covid-19

Los hallazgos se consideran ‘parciales’, puesto que no se han analizado por investigadores externos ni se han publicado en revistas científicas.

“Creo que es un poco difícil saber cómo será eso aquí, donde probablemente una gran fracción de nuestra población ha estado expuesta en algún momento antes a (la subvariante) delta o BA.1”, dijo a CNN la doctora Beth Thielen, pediatra especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Minnesota en Minneapolis.

Sin embargo, Thielen advierte que el estudio obedece a una mirada importante al potencial de impacto de la variante a la población vulnerable, e instó a que se creen más tratamientos para estas poblaciones.

“En este momento, estamos bastante limitados”, dijo Thielen. “Podemos darles ‘remdesivir’, pero no tenemos muchas otras herramientas de tratamiento de drogas”, añade.