Los suizos dijeron sí al matrimonio homosexual en un referéndum celebrado este domingo, según un sondeo preliminar tras el cierre de los colegios electorales.

Los partidarios del matrimonio entre personas del mismo sexo se impondrían, tal como predecían los sondeos antes del escrutinio, frente a los opositores, principalmente el UDC, el partido más importante del país centroeuropeo, así como ciertos grupos religiosos.

 

Lea también: “Estamos llamados a construir un mundo siempre más inclusivo”: papa Francisco

 

El país alpino se alinearía así con la mayoría de los estados de la Europa occidental. El último sondeo del Instituto GFS BERN, entre el 1 y el 9 de septiembre, mostraba un 55% a favor y un 27% en contra. La anterior encuesta, entre el 2 y el 16 de agosto, ofrecía incluso un margen mayor entre el 55% y el 20%.

El sondeo destacó que ciertos grupos religiosos del partido conservador Unión Democrática del Centro (UDC), la principal formación del país, se oponían, aunque en sus filas también hay partidarios del sí.

 

Lea más: La mujer que luchó por la libertad del hombre que causó la muerte de su hija

 

Suiza despenalizó la homosexualidad en 1942, pero diversas autoridades municipales y cantonales disponían de registros que incluían a los homosexuales, en algunos casos hasta principios de 1990.

Las parejas del mismo sexo ya pueden sellar un pacto civil, pero el nuevo texto prevé que puedan adoptar a un niño. Además, las uniones entre mujeres podrían recurrir a la donación de esperma, uno de los puntos más controvertidos.

 

Mire también: Protesta en Chile termina con quema de carpas donde dormían migrantes venezolanos

 

Los opositores centraron su campaña, marcada por carteles impactantes, en la mercantilización de los niños y argumentando que “el matrimonio entre personas del mismo sexo mata al padre”.

En una de sus pancartas, se puede ver a un bebé llorando, con una etiqueta en la oreja generalmente utilizada en el ganado, con la pregunta “¿Bebés por encargo?”. 

 

Quizás le interese: Accidente en helicóptero cerca al municipio de Chía, no dejó lesionados

 

En otro cartel, una enorme cabeza de zombi, que se supone representa a un padre fallecido, mira a los transeúntes. Una escuela primaria en Valais decidió cubrirlo porque asustaba a los niños.

Por otra parte, según las encuestas del Instituto GFS BERN, los electores rechazaron una segunda propuesta lanzada por iniciativa de los jóvenes del Partido Socialista cuyo lema era “¡El dinero no trabaja, tú sí!”. 

 

Conozca más: Hallan a tres niños asesinados, las autoridades sospechan de su padre

 

La iniciativa exigía que los ingresos del capital (intereses, dividendos, por ejemplo) se graven 1,5 veces más que los del trabajo. 

Preveía una exención de este impuesto por una suma de, por ejemplo, 100.000 francos anuales (unos 108.000 dólares, 92.000 euros), pero los ingresos fiscales adicionales se utilizarían para reducir la tributación de los ingresos bajos y medios o para financiar prestaciones sociales como guarderías, subsidios al niño, seguro médico o de formación, destaca el sitio web de los partidarios de esta propuesta.

Los sondeos ya daban la iniciativa por perdida.