El Ministerio cubano de Salud Pública (Minsap) elevó este lunes a 35 la cifra oficial de muertos en la explosión del viernes en el hotel Saratoga de La Habana.

Esta actualización se dio a conocer poco después de que el sitio web oficial Cubadebate informara que el número de fallecidos aumentaba hasta los 34, tras sumar al último saldo oficial la recuperación de cuatro cuerpos en las últimas horas.

Le puede interesar: Presidente Duque llega a Antioquia tras el fin del paro armado del Clan del Golfo

Esos cuatro cuerpos pertenecen a trabajadores de la instalación hotelera, informó Javier Martínez Díaz, miembro del Buró del Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal) en la provincia La Habana.

El Minsap informó por su parte que el número de lesionados ascendió hasta las 89 personas, de las que 20 se encuentran aún ingresadas en seis hospitales habaneros -7 en estado crítico, 6 graves y 7 de cuidado. Un total de 34 pacientes han recibido el alta médica en las últimas hora.

Según familiares de los desaparecidos, se estima que aún estén aprisionados bajo los escombros entre 12 y 13 personas, cifra que se podrá precisar en la medida que avance la excavación, explicó Martínez.

Le puede interesar: Rusia ataca la segunda mayor refinería de Ucrania

Las brigadas de bomberos y rescatistas continúan ininterrumpidamente las operaciones para retirar los escombros y así poder llegar al doble sótano de la edificación, donde se cree que puedan estar las personas atrapadas.

El derrumbe de los suelos de la planta baja y el primer piso del hotel sobre el sótano dificultan las tareas y la maquinaria pesada ha enfrentado muchas dificultades para realizar las operaciones, por el riesgo de golpear la inestable estructura del edificio.

Las esperanzas de hallar supervivientes entre los desechos del hotel comienzan a reducirse tras haberse cumplido 72 horas del trágico accidente.

Las autoridades cubanas han afirmado que no se detendrá la búsqueda hasta que confirmar que no permanece ninguna persona bajo los escombros.

El Gobierno cubano ha reiterado en varias ocasiones desde que se produjo la explosión, el viernes por la mañana, que se trató de un escape de gas. Una comisión está investigando los hechos.