El mal tiempo en Guatemala obligó a suspender las labores de búsqueda y rescate tras la erupción el pasado domingo del Volcán de Fuego que ha cobrado 101 vidas.

Debido a las malas condiciones climáticas, las brigadas de rescate en Guatemala suspendieron la búsqueda de más víctimas de la violenta erupción del volcán de Fuego que ha dejado más de un centenar de muertos.

El Instituto Nacional de Meteorología alertó sobre lluvias constantes hasta comienzos de la próxima semana que pueden generar el descenso de sedimentos y agua desde las barrancas del volcán.

El Gobierno guatemalteco anunció que pedirá ayuda internacional para hacer frente a la emergencia, que deja cerca de 200 desaparecidos y medio centenar de heridos.

El Banco Central de Guatemala abrió una cuenta única para recibir las donaciones en efectivo que ofrecieron varios países y que serán destinadas para la etapa de reconstrucción de los departamentos de Chimaltenango, Escuintla y Sacatepéquez, en cuyos límites está el volcán, unos 50 kilómetros al oeste de la capital.