La concentración de la riqueza se acentuó a tal punto en 2018 que tan solo 26 multimillonarios poseen más dinero que los 3800 millones de personas más pobres del planeta.

Según un informe de la ONG Oxfam, el abismo que aumenta entre ricos y pobres perjudica cada vez más la economía en el mundo y alimenta la rabia en la población.

El organismo asegura que quienes controlan las mayores fortunas del planeta sumaron 900.000 millones de dólares en 2018 mientras que los ingresos de la mitad más pobre del mundo cayeron un 11 %.

Tan solo la riqueza de Jeff Bezos, el dueño de Amazon alcanza los 112.000 millones de dólares, mientras el presupuesto de salud de Etiopía equivale al 1 % de su fortuna.

El informe sale a la luz cuando la presión arancelaria de las grandes fortunas es objeto de debate en varios países.