Luego de que el presidente de la FED (Reserva Federal de Estados Unidos) Jerome Powell, dejó ver la intención del Banco Central estadounidense de moderar el aumento de las tasas de interés tras anunciar que:

“El momento de moderar el ritmo de los aumentos de tasas puede llegar tan pronto como en la reunión de diciembre” los mercados explotaron.

Sin embargo, los analistas advierten que la meta de FED será dejar los tipos en un punto alto alrededor del 5% y mantenerlos así durante un largo período.

Le recomendamos leer: Contratación en EE. UU. supera expectativas en noviembre y suma 263.000 puestos de trabajo

Según Jason England, gestor de carteras de bonos globales en Janus Henderson Investors “el mercado se ha tomado la noticia de la FED como una actitud moderada, pero su discurso no cambia nuestra opinión de que la Reserva Federal todavía tiene trabajo qué hacer y seguirá subiendo los tipos, aunque a un ritmo más lento, hasta una tasa final de alrededor del 5%”.

Actualmente, la tasa de referencia para Estados Unidos está ubicada en el rango entre 3,75% y 4%. Al mismo tiempo, la inflación se ubicó en 7,7% en octubre, una recuperación considerable frente al 8,2% del mes anterior.

La FED sostendrá su próxima reunión en la cual podría anunciar un nuevo aumento de las tasas en Estados Unidos, los próximos 13 y 14 de diciembre.