La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos anunció este miércoles que la compañía Allergan Plc suspenderá la venta de algunos implantes de pecho dos meses después que la agencia indicó que estaban «vinculados» con un tipo poco común de cáncer.

«Una vez que las evidencias indicaron que un producto específico aparece vinculado directamente con peligros significativos para el paciente, incluida la muerte, la FDA tomó medidas», señaló la subdirectora de la agencia, Amy Abernethy, en un comunicado.

Los implantes Biocell texturados, que contienen una solución salina o con siliconas, tampoco se distribuirán en otros países. La empresa pidió a los médicos y clínicas que no usen esos rellenos y que devuelvan los productos no usados.

Publicidad

En un comunicado Allergan añadió que la agencia gubernamental, conocida por su sigla en inglés FDA, no ha recomendado la remoción o reemplazo de los implantes en pacientes que no muestran síntomas.

La FDA informó que se han registrado en todo el mundo 573 casos y 33 muertes de pacientes con un tipo de linfoma poco común, en un incremento significativo desde un año antes.

De los 573 casos registrados, 481 se atribuyeron a los productos de esta empresa, y entre las 33 pacientes que murieron, 12 tenían implantes de Allergan. Estos productos representan poco menos del 5 % de todos los implantes que se venden en Estados Unidos.

Los implantes Biocell tienen una superficie áspera que impide el deslizamiento y minimiza la formación de tejido de cicatriz. La mayoría de los implantes de pecho que se usan en Estados Unidos tiene una superficie lisa.

El retiro de los implantes Biocell no afectan los implantes y rellenos Natrelle o Microcell, de superficies lisas, que también fabrica Allergan.