El primer intervalo de pausa humanitaria, anunciada por Rusia, terminó en Guta Oriental con un niño fallecido, por fuego de la artillería gubernamental y 16 heridos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Se espera que se reanude de nuevo mañana con la misma duración de cinco horas.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha documentado el fallecimiento de un menor por el disparo de cohetes por las fuerzas gubernamentales sirias contra la localidad de Yisrín, en esa región.

Además, aviones de guerra no identificados bombardearon Harasta, Zamalka, Duma, Hush al Duahra, Arbín, Kafr Batna, Al Iftirís y Mesraba, que fue también blanco de la artillería gubernamental, mientras que dos helicópteros de las tropas leales al Gobierno arrojaron dos barriles de explosivos contra Al Shifunía.

Las autoridades sirias han habilitado un corredor humanitario para facilitar la salida de los civiles que deseen abandonar Guta Oriental.