Un surfista murió tras ser atacado por un tiburón blanco de tres metros frente a una concurrida playa de la costa este de Australia, informó la policía local.

El hombre surfeaba en la ciudad de Kingscliff, a unos 100 kilómetros al sur de Brisbane, cuando el tiburón lo atacó e hirió de gravedad en una pierna.

«La policía fue informada de que varios surfistas acudieron en su ayuda e hicieron huir al tiburón antes de que el herido pudiera ser transportado a la costa«, señalaron las autoridades.

«Se le prestaron primeros auxilios por heridas graves en su pierna izquierda, pero murió en el lugar«, añadieron.

Precisan que la víctima corresponde a un residente del estado de Queensland de unos 60 años.

Es el tercer ataque letal de tiburón en lo que va de año en Australia, un país donde son frecuentes pero rara vez mortales.

Según el parque zoológico Taronga de Sídney, en 2019 hubo 27 ataques de tiburón en Australia, ninguno de ellos mortal.