Los mercados de valores reaccionaron al anuncio del FBI según el cual no había hechos criminales en sus correos electrónicos que expuso WikiLeaks. En el mismo sentido parecieron reaccionar los electores en el último día de campaña.