La ciudad de Nueva York tendrá un toque de queda hasta el domingo a raíz de los numerosos saqueos de comercios en medio de protestas contra el racismo y la brutalidad policial tras la muerte de un hombre negro a manos de policías blancos, anunció el martes el alcalde Bill de Blasio.

El toque de queda fue impuesto ya el lunes a las 23:00, hasta las 05:00, pero no fue respetado por algunas personas que saquearon comercios por toda la ciudad, incluido en el corazón de Manhattan y la Quinta Avenida.

Desde este martes, el toque de queda comenzará más temprano, a las 20:00, cuando aún es de día, y culminará a las 05:00, dijo de Blasio.