El paso de la tormenta Alberto por Cuba dejó cuatro personas muertas; daños aún no calculados, cortes en las comunicaciones y la evacuación de más de 30.000 personas.  

Tras el devastador paso de Irma en septiembre del año pasado, del cual aún la isla no se recuperaba en su totalidad; llegó la tormenta Alberto con sus intensas lluvias que dejan hasta el momento puentes, postes de luz y árboles caídos; incluso una refinería de petróleo resultó parcialmente inundada y provocó un derrame de crudo en la Bahía de Cienfuegos.

En la provincia de Villa Clara, más de 24.000 personas han sido evacuadas y en Cienfuegos aproximadamente 9.000 habitantes han sido trasladados a albergues.

Casi 44.000 viviendas están sin electricidad y en las provincias centrales unas 7.000 hectáreas de cultivos de arroz, maíz y hortalizas, fueron afectadas por el agua.

Según las autoridades las víctimas fallecieron por imprudencias cometidas durante el temporal de lluvias intensas.

Alberto también dejó dos periodistas muertos en Carolina del Norte, Estados Unidos; ahora continúa por el centro de Alabama y se pronostica que luego llegue a Tennessee y Ohio.