Hace dos días la tormenta Hércules comenzó a cubrir el suelo de Estados Unidos de nieve. En Chicago, la capa llega a 65 centímetros y en Washington a 16. Nueve personas han muerto.