Hay consternación entre la comunidad de Brownhills, Inglaterra, por la muerte de un bebé de dos semanas de nacido en medio de un accidente de tránsito.

El hecho ocurrió la tarde del Domingo Santo cuando un carro de alta gama chocó contra otro vehículo y terminó direccionado hacía unos locales comerciales.

 

Te puede interesar: Muere Paul Ritter, actor de Harry Potter y Chernobyl, a los 54 años

 

Al subirse al andén, el automóvil embistió el coche en el que iba el bebé y lo aplastó contra la entrada de una tienda.

En medio de la angustia e impotencia de los padres, una ambulancia llegó al lugar y trasladó al pequeño a un centro hospitalario, pero desafortunadamente murió.

 

Mira además: Sí hay ‘vínculo’ entre vacuna Astrazeneca y trombosis, pero falta investigar: responsable de EMA

 

Según la policía de West Midlands, el niño era paseado por su familia por el sector comercial cuando ocurrió el siniestro.

Un familiar del pequeño sin identificar, sufrió también heridas en uno de sus hombros.

 

Mira también: Hallan la cepa “doble mutante” que puede ser más contagiosa

 

Sobre las causas del trágico accidente, las autoridades aún las investigan e invitan a la comunidad que lo presenció a dar a conocer sus versiones.

Por su parte, el conductor del vehículo marca BMW, de unos 34 años, fue arrestado después de huir de la escena.