Al menos dos muertos dejó una trágica persecución protagonizada por una menor de 13 años en el auto que cogió sin el permiso de su madre en California.

El accidente mortal ocurrió cuando la adolescente perdió el control del vehículo y se salió de la vía para chocar violentamente.

La menor, junto a una amiga suya que se encontraba en el carro, salieron ilesas. Las jóvenes fueron detenidas y entregadas a sus padres.