Era medianoche, del 28 de noviembre cuando Colombia y el mundo vivían uno de los días más tristes para el fútbol.

Un avión de Lamia, en el que viajaban jugadores, periodistas y dirigentes deportivos del equipo brasileño Chapecoense, cayó en Cerro Gordo, cerca del aeropuerto José María Córdova de Rionegro, se estrelló muriendo  71 personas murieron, 6 más sobrevivieron.

Tras el suceso, el Chapecoense fue declarado campeón de la Copa Sudamericana de 2016 y debutó en la Copa Libertadores de América (máximo torneo continental) en 2018.

Para conmemorar este día, este jueves habrá una eucaristía a las 2:00 de la tarde en el cerro y a las 6:00 pm en el municipio de La Unión. 

El equipo, que hasta 2006 era un club de la cuarta división en Brasil, pasó seis años en la primera división de la liga y, ahora, por primera vez en su historia, protagonizará un descenso en dicha competición.