El presidente Donald Trump inició una crisis institucional al descalificar un informe que acusa al FBI y al departamento de Justicia de manipular información para proseguir la investigación de la trama rusa.

La Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos publicó el llamado memorando Nunes, el cual, culpa a altos miembros del FBI y el Departamento de Justicia por abusar de sus herramientas de vigilancia, omitir información y cometer errores de procedimiento en el marco de la investigación de la injerencia rusa en las elecciones presidenciales del 2016.

El presidente Donald Trump aprobó la descalificación del documento, que fue escrito por miembros del Partido Republicano que tiene un significativo interés público.

El Partido Demócrata publicó un comunicado acusando a los republicanos partidarios de Trump, de ser secuaces en los intentos del Gobierno de obstruir la justicia.

“Son ahora cómplices de la sorpresiva campaña para obstruir el trabajo del fiscal especial de la causa rusa, Robert Mueller, dañar la credibilidad y legitimidad del Departamento de Justicia y del FBI y de enterrar el hecho de que un adversario extranjero interfirió en nuestras últimas elecciones”.

La revelación de esta información podría ser el argumento para que Donald Trump despida al actual segundo al mando del Departamento de Justicia, Rod Rosenstein, quien puede autorizar el despido de Mueller.