Durante tres semanas se puso en duda sobre si se iba a celebrar o no un nuevo debate entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su rival demócrata, Joe Biden.

Así pues, todo indica que finalmente Trump y Biden volverán a verse las caras este jueves, en Nashville (Tennessee), en un debate con nuevas reglas como micrófonos silenciados a ratos, para evitar el caos de su primer encuentro.

Las principales arterias de la ciudad están empapeladas con carteles anunciando el debate; y la organización lleva sometiendo a test de COVID-19 desde el fin de semana a los periodistas y voluntarios que han ido llegando estos días.

Vea también: En plena calle, hombre abusa sexualmente de una mujer en Ciénaga, Magdalena

La Comisión de los Debates Presidenciales, el órgano organizador no partidista, anunció esta semana un nuevo protocolo para que no se repitan las escenas del primer cara a cara del pasado 29 de septiembre en Cleveland (Ohio), marcado por las numerosas interrupciones, la mayor parte motivadas por Trump, lo que impidió que se abordaran a fondo los temas de interés para los votantes.

Micrófonos apagados en algunas partes en el debate de Trump y Biden

Publicidad

La mayor novedad es que se apagarán los micrófonos en algunas partes del evento.

El debate estará dividido en seis bloques de quince minutos, que comenzarán con una disertación ininterrumpida de los aspirantes que dispondrán de dos minutos cada uno.

Será justo en esos dos minutos iniciales cuando el micrófono del candidato que no esté hablando estará silenciado para garantizar que no interrumpe al otro.