El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró zona de desastre para Puerto Rico, luego del paso del huracán María, que dejó al menos un muerto y a sus 3,5 millones de habitantes sin energía eléctrica. 

Con esta declaración, se aprueba el desembolso de asistencia federal para complementar los esfuerzos locales de recuperación en las áreas afectadas por María.

Ricardo Rosselló, gobernador de Puerto Rico, reveló que había hecho la petición al presidente de declarar la isla como ‘zona de desastre’. 

Sin embargo, hasta hoy Trump aprobó dicha declaración, en horas de la noche de este miércoles, el presidente publicó en su cuenta de Twitter un mensaje de apoyo para la isla. «Gobernador, estamos con usted y el pueblo de Puerto Rico. ¡Mantente a salvo!», escribió. 

El huracán tocó tierra en la mañana del miércoles en la costa sureste de Puerto Rico con categoría 4 y vientos de 250 kilómetros por hora, y atravesó durante horas toda la isla en dirección noroeste.

Publicidad

Redacción Internet – CM&