Luego de que este jueves el mandatario estadounidense cancelara la cumbre con Corea del Norte y de que el Pentágono afirmara estar preparado para atacar en cualquier momento este país, Donald Trump aseguró que la reunión podría llevarse a cabo, incluso en la fecha prevista.

Agregó que, luego del comunicado emitido por Pyongyang en un tono conciliador, ambos países vuelven a trabajar en los detalles de la reunión y que tienen gran interés en realizarla.

La portavoz del departamento de Estado del país norteamericano aseguró que este vaivén por la histórica cumbre entre las dos naciones estaba previsto. Explicó que los organizadores del encuentro esperaban dichos giros.  

En sus redes, el mandatario mencionó que con suerte e impuso positivo el proceso llevaría a una paz duradera.