Bajo el lema de anteponer los trabajos y a los americanos antes que otra problemática el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que retira a su país del Acuerdo de Paris contra el cambio climático.

Trump honró una de sus promesas de campaña con este anuncio, argumentando que ese pacto pone en “permanente desventaja” a la economía y los trabajadores estadounidenses.

En el anuncio Trump también dijo que detendrá las contribuciones al Fondo Verde del Clima de las Naciones Unidas y no cumplirá con la reducción de emisiones de carbono.

“En el día de hoy, Estados Unidos cesará toda implementación del acuerdo de París y las pesadas cargas financieras y económicas impuestas a nuestro país“, afirmó el presidente.

Sin embargo, dejó una puerta de negociación abierta: “Nos estamos saliendo. Pero vamos a empezar a negociar y veremos si podemos llegar a un acuerdo que sea justo”, agregó.

Nicaragua y Siria, son los otros dos países no firmantes de los compromisos adoptados en París por casi 200 naciones a finales de 2015 y ratificados por un total de 147.