El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recibió en la Casa Blanca a su sucesor, el republicano Donald Trump, para dar comienzo al proceso de transferencia de poderes que culminará el 20 de enero, cuando el magnate asumirá el cargo.

Mientras Trump se reúne con Obama, su esposa, Melania Trump, se reunirá en privado con la primera dama Michelle Obama.

Obama se había comunicado telefónicamente con Trump para felicitarlo por su victoria, y aprovechó la oportunidad para invitarlo al Salón Oval. El presidente ya dio instrucciones a su equipo para que garantice una transición tranquila del poder al nuevo gobierno.

Esta reunión representa el principio del traspaso de poderes entre Obama y Trump, quien ha prometido acabar con el legado del mandatario en inmigración, derogar su reforma sanitaria y romper el acuerdo nuclear logrado con Irán en julio de 2015.

Publicidad