El presidente de estados unidos, Donald Trump, aseguró que no descarta viajar a Israel para inaugurar la embajada de Estados Unidos en Jerusalén, proyecto que él ordenó trasladar a esa ciudad.

“Israel es muy especial para mí, un país especial, una gente especial y espero estar allí”, indicó el mandatario.

De esta manera, Donald Trump anunció que planea hacer el viaje, aunque no aclaró si lo haría en mayo o más adelante, dado que la intención de Washington es inaugurar en esa fecha solamente una pequeña delegación de la misión diplomática, compuesta por el propio embajador y unos pocos asesores, mientras se construye una embajada definitiva.

Sus palabras se producen al inicio de la visita del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien agradeció el gesto.

Durante la reunión, Trump también reveló que podría eliminar los aranceles anunciados a las importaciones de acero y aluminio de Canadá y México si se logra un Tratado de Libre Comercio de América del Norte favorable para Estados Unidos.

Cuando se refería al tema de los aranceles, el mandatario aseguró que su país ha sido robado por todos los países del mundo, incluyendo aliados y enemigos.