Una masa de fragmentos cayó del cielo el sábado sobre la ciudad de Denver cuando un avión que sufría una falla en el motor se vio obligado a regresar al aeropuerto de la ciudad, dijeron las autoridades.

En un video filmado desde el interior de la nave, en la que viajaban 231 pasajeros y 10 tripulantes, se ve el motor derecho en llamas en el ala del Boeing 777-200, mientras la aeronave volaba sobre un paisaje árido.

No hubo heridos en el avión ni en tierra, dijeron las autoridades.

«En un momento dado pensé que íbamos a morir porque comenzamos a perder altura justo después de la explosión», dijo el pasajero David Delucia a The Denver Post.

Entre las imágenes publicadas en las redes sociales hay una foto de una gran pieza circular del avión de United Airlines en un patio en Broomfield, un suburbio de Denver, en el estado de Colorado.

Publicidad

«El vuelo UA328 de Denver a Honolulu registró una falla en el motor poco después del despegue, regresó a salvo a Denver y fue recibido por tripulaciones de emergencia como precaución», dijo United Airlines en un comunicado.

En una grabación de la llamada de socorro obtenida en el sitio web LiveATC, que transmite comunicaciones de tráfico aéreo, el piloto solicitó permiso de emergencia para regresar a Denver.

«Hemos registrado fallas en el motor, necesitamos regresar», dijo, sin pánico aparente en su voz.

Mientras, los residentes del suburbio de Broomfield encontraron grandes piezas del avión esparcidas por su comunidad, incluida una pieza circular de metal gigante que aterrizó en el patio de Kirby Klements.

La compañía Boeing ha recomendado suspender las operaciones de los 69 aviones del modelo 777 que se encuentran en servicio y de los 59 en almacenamiento, todos ellos con motores del tipo «Pratt & Whitney», tras el incidente ocurrido el sábado con uno de ellos en pleno vuelo.

«Boeing está inspeccionando activamente el incidente relacionado con el vuelo 328 de United Airlines. Si bien la investigación (de las autoridades) está en curso, recomendamos suspender las operaciones de los 69 aviones 777 en servicio y de los 59 en almacenamiento con motores ‘Pratt & Whitney 4000-112’, hasta que la Administración Federal de Aviación identifique el protocolo de inspección apropiado».