Las llegadas de turistas internacionales cayeron un 70 % a nivel mundial en los ocho primeros meses de 2020 con respecto al año anterior, debido a la pandemia del COVID-19. Así lo anunció este martes la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Los meses del verano boreal, usualmente alta temporada turística en el hemisferio norte, fueron catastróficos: se desplomó en 81% la llegada de turistas en julio a ritmo interanual y 79% en agosto, precisó esta agencia de la ONU con sede en Madrid.

Esta caída representa 700 millones de llegadas de turistas menos, y pérdidas de 730.000 millones de dólares para el sector turístico mundial, equivalente a «ocho veces las pérdidas registradas tras la crisis financiera mundial de 2009», precisó la OMT en su comunicado.

La región Asia Pacífico, la primera en sufrir la pandemia, fue la más golpeada (-79%), seguida de África y Medio Oriente (-69%), Europa (-68%) y el continente americano (-65%).

Para todo 2020, la OMT espera un retroceso de 70% interanual en llegadas de turistas, y no prevé que haya una recuperación hasta, como pronto, la segunda mitad de 2021.

Publicidad

Un 20% de los expertos consultados por la agencia previeron que la recuperación ocurrirá recién «en 2022».

A juicio de la OMT, el hundimiento del turismo obedece a la lentitud en la contención del virus, la falta de una respuesta coordinada de los países para el desarrollo de protocolos comunes, así como el deterioro del contexto económico.

En 2019, el turismo mundial experimentó un crecimiento del 4% en las llegadas. España fue el segundo destino mundial, por detrás de Francia y por delante de Estados Unidos.