El director general de Twitter, Jack Dorsey, y la responsable de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, afirmaron ante el Senado de Estados Unidos que sus compañías están mejor preparadas para afrontar la injerencia extranjera de cara a los comicios legislativos que celebrará el país en noviembre.

Los directivos defendieron sus esfuerzos ante el Comité de Inteligencia del Senado estadounidense, casi un año después de que sus empresas corroboraran ante la misma comisión que Rusia usó cuentas de sus redes para difundir mensajes políticos con objeto de influir en las elecciones presidenciales de 2016.

Sandberg destacó los intensos esfuerzos de seguridad que la red social ha lanzado desde 2016, y subrayó que Facebook está decidido a combatir cualquier esfuerzo futuro de interferencia.

También dijo que la prioridad de la red social es identificar y cerrar cuentas falsas e hizo hincapié en los esfuerzos de la compañía contra las noticias falsas.

Por su parte, Dorsey confesó ante los legisladores que en Twitter no estaban «preparados» ni «equipados» para «la inmensidad de problemas» que han «reconocido».

«El abuso, el hostigamiento, los ejércitos de troles (boicoteadores), la propaganda a través de robots y la coordinación humana, las campañas de desinformación y las burbujas divisorias: esa no es una plaza pública saludable», consideró el director de Twitter.

«Los cambios requeridos no serán rápidos ni fáciles», sostuvo al tiempo que se comprometió a lograr las modificaciones necesarias para proteger a los usuarios.