Ucrania acusó este sábado al presidente de Rusia, Vladimir Putin, de “escupir en la cara” de la ONU y Turquía al atacar con misiles el puerto de Odesa, y responsabilizó a ese país si fracasa el acuerdo para exportar granos firmado el viernes en Estambul.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Oleg Nikolenko lanzó la acusación a Rusia de lanzar misiles contra el puerto de Odesa, un día después de que Moscú y Kiev sellaran un esperado acuerdo para reanudar las exportaciones de grano, bloqueadas por la guerra sobre todo en esta terminal clave del mar Negro.

Lea más: La OMS declara la emergencia internacional por el brote de viruela del mono

Dos misiles de crucero alcanzaron la infraestructura portuaria, ensombreciendo así el acuerdo histórico que ambos países firmaron por separado el viernes con Turquía y la ONU, en busca de aliviar la crisis alimentaria mundial.

Foto: AFP

“El enemigo atacó el puerto marítimo de Odesa con misiles de crucero Kalibr. Dos de los proyectiles fueron derribados por las fuerzas de defensa aérea. Dos impactaron en la infraestructura portuaria”, precisó Sergii Brachuk, portavoz de la administración regional de Odesa. Hasta ahora Rusia no se ha pronunciado sobre esta acusación.

Mire más: Apuñaló y mató a su hija de 3 años; su hermana tuvo que hacerse la muerta para que evitar que la acuchillara más

Al disparar misiles contra el puerto, el presidente ruso Vladimir Putin “escupió en la cara del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y del presidente turco, Recep (Tayyip) Erdogan, que han hecho enormes esfuerzos para alcanzar este acuerdo”, dijo por su parte el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Oleg Nikolenko.

El funcionario ucraniano aseguró, además, que Rusia deberá asumir “toda la responsabilidad” si fracasa el acuerdo y se profundiza “la crisis alimentaria mundial”.

Conozca más: Bacha Bazi: el abuso a menores disfrazado de tradición en Afganistán

Las reacciones no se hicieron esperar. Guterres condenó “inequívocamente” el ataque y enfatizó que “la plena aplicación (del acuerdo) por la Federación Rusa, Ucrania y Turquía es imperativa”.

En la misma línea, el jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, tildó el ataque de “reprobable”. “Golpear un objetivo crucial para la exportación de granos un día después de la firma de los acuerdos de Estambul es en particular reprobable y de nuevo demuestra el total desprecio de Rusia por el derecho y los compromisos internacionales”, escribió Borrell en Twitter.

Podría leer: Periodista británico e indigenista fueron asesinados por tomar una fotografía en la Amazonía brasileña

El convenio sellado en Estambul es el primer gran acuerdo entre las partes en conflicto desde que comenzó el 24 de febrero la invasión rusa y era esperado con ansias para ayudar a mitigar el hambre que, según la ONU, enfrentan 47 millones de personas adicionales debido a la guerra.