La Comisión Europea publicó este viernes una versión restringida del contrato firmado con el laboratorio AstraZeneca para la compra anticipada de vacunas contra el COVID-19. Con esto buscan demostrar que la compañía está incumpliendo el acuerdo.

Al publicar el documento, en el que algunas partes confidenciales no eran visibles, el portavoz de la Comisión, Eric Mamer dijo que muestra que el contrato incluye las fábricas de AstraZeneca en el Reino Unido y que «estas contribuirán al esfuerzo para entregar dosis a la Unión Europea».

Publicidad

El director general de la AstraZeneca, Pascal Soriot, había argumentado esta semana que los retrasos en el programa de entregas de vacunas a la UE se deben a problemas en una planta situada en territorio europeo (en Bélgica).

La UE reaccionó enérgicamente, alegando que el contrato no estipula que la producción de las plantas en el Reino Unido esté reservada a ese mercado, y por ello el laboratorio debería utilizar esa producción para cumplir sus compromisos en Europa.

Mamer dijo que la divulgación del contrato previamente confidencial probaría que AstraZeneca se había comprometido a un calendario de entrega claro y no simplemente a hacer «los máximos esfuerzos» para cumplir el contrato de la UE, como había indicado el responsable del laboratorio.

La divulgación del documento fue acordada con la propia farmacéutica que, por su parte, intenta probar que las razones por las demoras en las entregas están previstas en el documento.