Un indio de 102 años se presentó en una oficina gubernamental con un coche de caballos y vestido para matrimonio, con el fin de demostrar a las autoridades indias que sigue vivo y que tienen que seguir pagándole la pensión.

“¡Estoy vivo y sano!”, gritó Duli Chand, de 102 años, informaron el jueves los medios locales.

“Mi pensión de jubilación se interrumpió en marzo, ya que los registros del gobierno muestran que estoy muerto”, dijo Chand. “Desde entonces, he intentado en vano demostrar que sigo vivo”.

Conozca más: ELN cree que las negociaciones de Paz con el Gobierno nacional podrían comenzar en “semanas”

Naveen Jaihind, un trabajador social que se encontraba entre las decenas de personas que se unieron al falso cortejo nupcial, dijo que se enteró del caso y decidió ayudar.

“Nos pusimos en contacto con diferentes oficinas gubernamentales e incluso celebramos una rueda de prensa, sin resultado alguno”, dijo a AFP. “Entonces pensamos en un cortejo nupcial como forma de atraer la atención”.

Lea también: Coronel Benjamín Núñez no aceptó cargos por homicidio de jóvenes en Chochó, Sucre

Jaihind explicó que después de que el vídeo de la procesión de Chand se hiciera viral en internet había recibido llamadas telefónicas de varias personas en una situación similar.