04/10/2017

En su intervención durante la clausura del congreso anual del Partido Conservador, Theresa May fue interrumpida por el cómico inglés Simon Brodkin, quien gritó y esgrimió desde las primeras filas una notificación de despido conocida como el documento P45 y dirigido a la primera ministra británica.   

El hombre fue desalojado y detenido por alteración del orden.

Además, la mandataria se vio obligada a detenerse varias veces debido a fuertes ataques de tos que la obligaron a tomar agua e incluso una pastilla que recibió de uno de sus ministros.                               

Y ya cuando la primera ministra británica llegaba al final de su discurso, se cayeron de la pared algunas letras del lema del partido «construir un país que funcione para todos”, que estaba ubicado justo detrás de ella.

En su intervención, Theresa May, de 61 años, abogó por la unidad de su Gobierno y por renovar el sueño británico.

Nury Rojas – CM&