Un terremoto de 5,9 grados de magnitud que sacudió la provincia turca de Düzce, en el noroeste del país, junto al Mar Negro, dejó 68 heridos sin causar víctimas mortales.

El movimiento telúrico se sintió con fuerza también en Ankara y Estambul, así como en las provincias de Bolu, Sakarya, Zonguldak, Kocaeli, Bursa, Bilecik, Esmirna y Kütahya, se produjo a las 4:08 hora local (01:08 GMT), informó la Autoridad Turca de Gestión de Desastres y Emergencias.

Le puede interesar: Temblor en Indonesia deja 55 muertos y cerca de 700 heridos

Su epicentro se situó cerca de la ciudad de Gölyaka.

El ministro turco del Interior, Süleyman Soylu, aseguró que hasta el momento no se había informado de pérdidas de vidas, ni de edificios derrumbados.

El temblor despertó a los ciudadanos, que reaccionaron con pánico, sobre todo en Düzce, donde sigue vivo el recuerdo del letal terremoto de 7,2 grados que sacudió esa región en noviembre de 1999, dejando 710 muertos y 2.679 heridos.

Le recomendamos leer: Carro se estrella contra tienda de Apple en EE. UU. y deja un muerto y 16 heridos

La gente salió despavorida de sus viviendas, a veces saltando de ventanas, y pasó la noche al aire libre, sin atreverse a regresar a sus hogares, mientras se siguen sintiendo los temblores de las réplicas, de las que la AFAD registraba un total de 123 hasta las 12:00 hora local (09:00 GMT), la más fuerte de ella con una magnitud de 4,3 grados.

En esa estampida muchos resultaron heridos.