Un informe publicado este martes por Unicef asegura que trece millones o una de cada veinte jóvenes de entre 15 y 19 años que vive en el mundo ha sido violada a lo largo de su vida.

La agencia de la ONU para la Infancia denuncia que las niñas y mujeres siguen enfrentándose a un mundo extremadamente violento y discriminatorio.

«El acceso a la educación no es suficiente, tenemos que cambiar los comportamientos y actitudes de la gente con las niñas. La verdadera igualdad solo llegará cuando todas las niñas estén a salvo de la violencia, tengan libertad para ejercer sus derechos y puedan disfrutar las mismas oportunidades en la vida», señaló en un comunicado la directora ejecutiva de la agencia, Henrietta Fore.

Otros datos sobre la realidad de las mujeres, además de las violaciones, señala que el 70% de las víctimas de tráfico de personas son mujeres y niñas.

Además, prácticas como el matrimonio infantil y la mutilación genital femenina siguen siendo habituales. A pesar de que han retrocedido, unos 12 millones de niñas son casadas y unos cuatro millones están en riesgo de ser mutiladas, según el informe.

Unicef también señala un aumento de los problemas de salud mental. El suicidio se ha convertido en la segunda causa más común de muerte entre las adolescentes de 15 a 19 años, solo superado por problemas en el parto o la maternidad.

En el lado positivo, Unicef destaca un avance en educación, pues en las últimas dos décadas el número de niñas que no asiste a la escuela se ha reducido en 79 millones y hoy las niñas superan a los niños en la educación secundaria.