Una madre con prisión domiciliaria, golpeó fuertemente a un hombre al que acusó de intentar abusar sexualmente de su hija de seis años de edad.

De acuerdo con las autoridades, el hecho ocurrió el 11 de febrero sobre las seis de la tarde en la ciudad de Pilar, Argentina.

Lea también: Abatido alias ‘Frank’ responsable del homicidio de dos policías en San Vicente del Caguán

Según las autoridades, un móvil de la Policía que recorría la zona fue alertado por vecinos por la presencia de un hombre que estaba tirado y ensangrentado con cortes y golpes en la cabeza.

De esta manera, dos oficiales se acercaron al sujeto herido al cual identificaron como Gregorio Melo Colorado de 72 años de edad.

Conozca más: Los presuntos asesinos de la periodista de la ONU no aceptaron los cargos

Posteriormente, una joven de 24 años reconoció ser la autora de la agresión. “La mujer que lo golpeó tenía aliento etílico (alcohol). Dijo que le pegó porque había querido abusar sexualmente de su hija de seis años y quería hacer la denuncia”, dijo una fuente policial al medio Télam.

Tras la confesión, la mujer fue llevada a la Comisaria de la Mujer y la Familia para que hiciera la denuncia. Luego, los policías descubrieron que la joven de 24 años tenía arresto domiciliario por infracción de ley de drogas.

Lea más: El papa apela a la “conciencia” de líderes mundiales para la paz en Ucrania

“Aparentemente, el hombre golpeado fue a dialogar por el alquiler o venta de una casa y ella lo dejó al cuidado de la nena, mientras salía de un almacén. Algo que no debería haber hecho por su arresto domiciliario. Cuando volvió se produjo la agresión”, explicó uno de los investigadores.

No obstante, Gregorio Melo fue trasladado al hospital Sanguinetti, donde continúa internado en observación. Asimismo, la Policía incautó una gorra celeste y un tubo de gas de aproximadamente un metro de largo, el cual habría sido utilizado por la joven.

Lea también: Un militar muerto y tres más heridos luego de activarse una mina en Tibú, Norte de Santander

Hasta el momento, las autoridades abrieron dos causas judiciales, una por las “lesiones graves” al hombre de 72 años y, por el otro, investigan al sujeto por “presunto abuso sexual”.