La madre de un estudiante en Argentina decidió tomar una drástica decisión al enterarse que su hijo era víctima de bullying: irrumpió abruptamente en el aula de clase del colegio.

Mientras el profesor dictaba una clase, la mujer se dirigió hasta la última fila de pupitres y encaró severamente a un alumno que, aparentemente, molestaba a su hijo de forma constante.

“¿Tú andas amenazando a mi hijo? ¡A mi hijo no me lo toca nadie!”, le dijo la madre al adolescente de 15 años de edad.

Tras decirle esas palabras, la mujer le propinó una cachetada que exaltó la atención del resto de estudiantes de la clase: “¡Le pegó!”, se escucha decir de algunas voces de los alumnos de octavo grado de la escuela CPEM 33, en Neuquén.

El docente se acercó para mediar la situación y le indicó a la madre que debía retirarse del salón, en una situación que quedó filmada por otras persona que acompañaba a la mujer.

También puedes leer: Hombre confiesa que dejó a su hijo de un año dentro del carro a altas temperaturas para que muriera

El sándwich de la discordia

Tras el surrealista episodio, se conoció que el padre del menor afectado interpuso una denuncia formal ante la comisaría local. Según expresa en su delación, los jóvenes no comparten el mismo salón, pero tuvieron un altercado durante una clase de gimnasia.

“El hijo de esta señora va a segundo (séptimo grado) y el mío, a tercero (octavo)”, comentó Santiago Quiroga, padre del adolescente, al medio local ‘LM Neuquén’.

“Se pelearon por un sándwich y el muchacho le pegó en el ojo. Ahí fue cuando el joven llamó a su mamá y le dijo que mi hijo le había pegado, aseguró. 

Según sus declaraciones, el agresor en principio habría le habría mentido a la madre tras haberse hecho pasar por víctima. Desde entonces, el joven agredido no ha regresado a sus clases argumentando el miedo de que sus compañeros le hagan bullying.

El padre de joven lesionado elevó las denuncias ante las autoridades mencionando a los padres del menor, quienes también han estado envueltos en altercados.

El pueblo es chico y nos conocemos todos. Esta familia no es la primera vez que tiene problemas de violencia. Ya le pegaron a un colectivero y también a otros chicos que no se animaron a denunciar”, acusó.