El candidato derechista a la presidencia de Chile, Sebastián Piñera, se proclamó ganador de la segunda vuelta de la elección, celebrada este domingo, tras obtener una amplia e inesperada ventaja sobre su rival, el senador Alejandro Guillier, abanderado de la centro izquierda.

El representante de la coalición Chile Vamos aventajó por más nueve puntos al abanderado del oficialismo y se convirtió en el mandatario más votado en Chile desde la elección de 1993, que ganó el democristiano Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1994-2000).

Publicidad

De este modo, Piñera, que ya gobernó el país entre 2010 y 2014, será el presidente de Chile en el período 2018-2022, sucediendo por segunda vez a Michelle Bachelet.

Piñera necesitó del balotaje para alcanzar la victoria, después de que el pasado 19 de noviembre, reuniera un 36,6 % de los votos, frente a un 22,6 % de Guillier.

A pesar de esta diferencia, las escasas encuestas difundidas en estas cuatro semanas daban un empate técnico entre ambos candidatos, y anunciaban una segunda votación muy cerrada y estrecha, cosa que finalmente no sucedió.

«Recibimos este triunfo magnífico con humildad, pero también con esperanza», dijo Piñera a los miles de simpatizantes que se dieron cita a las afueras del hotel donde estaba instalado su cuartel electoral y que gritaban «¡Chile se salvó!»

«¡Viva la diferencia, viva el pluralismo de ideas! Pero nunca esas diferencias deben convertirnos en enemigos, porque cada vez que los chilenos nos hemos enfrentado y convertido en enemigos, hemos consumado nuestras más grandes derrotas», advirtió el presidente electo.

En un discurso repleto de llamamientos al diálogo, el político y empresario afirmó que «cuando los chilenos se han unido, es cuando han conquistado sus más hermosos triunfos».

«Unidos recuperamos nuestra democracia en forma ejemplar, unidos reconstruimos nuestro país tras el devastador terremoto del 27 de febrero (de 2010), unidos y contra todos los pronósticos encontramos y rescatamos sanos y salvos a nuestros 33 mineros».

«Y unidos vamos a transformar a Chile en un país desarrollado, sin pobreza y con oportunidades para todos», agregó.

Redacción Internet – CM&