Célebres universidades de Estados Unidos como Columbia, Berkeley o Harvard han cerrado sus puertas total o parcialmente debido al coronavirus, y están ofreciendo cursos en línea.

El gobierno de Donald Trump no ha decretado el cierre de ninguna institución en este país donde se han registrado al menos 791 casos y 27 muertes asociados al COVID-19. Estas instituciones, algunas privadas, han adoptado la decisión de manera independiente.

A pocos días del inicio de las vacaciones de primavera, que comienzan el fin de semana próximo, Harvard anunció que los cursos serán ofrecidos en línea desde que termine el asueto, el 23 de marzo.

La famosa universidad situada en la localidad de Cambridge, en el estado de Massachusetts, pidió a sus 36.000 estudiantes «no regresar tras las vacaciones de primavera» y seguir estudiando a distancia «hasta nueva orden».

«El objetivo de estos cambios es minimizar la necesidad de juntarse en grandes grupos y pasar un tiempo prolongado en estrecha cercanía con otros», dijo el presidente de la universidad, Lawrence Bacow, en un mensaje publicado en el sitio web de Harvard.

En Italia, Irán, India, Corea del Sur o Japón, los países más afectados por la epidemia después de China, los gobiernos han dado vacaciones a sus estudiantes. La UNESCO estimó el 5 de marzo que había casi 300 millones de alumnos sin clases en 13 países debido al virus, pero desde entonces la cifra sigue aumentando.

En Estados Unidos las medidas corresponden hasta ahora a cada institución educativa.

El MIT, el Instituto de Tecnología de Massachusetts, también en Cambridge, anuló todas las clases con muchos alumnos hasta el fin del año escolar el 15 de mayo, y aumentó los cursos en línea.

En Nueva York, las universidades de Columbia, New York University, Fordham y Hofstra anunciaron que pasarán a los cursos virtuales.

La universidad de Princeton, en Nueva Jersey, indicó que habrán cursos en línea hasta el 5 de abril y anuló todos los eventos previstos en el campus.