El Gobierno de Bolivia anunció este lunes sanciones de hasta 10 años de cárcel a quien no lleve el carné de vacunación contra el COVID-19 para asistir a eventos sociales y otros lugares públicos, que entrará en vigor el 1 de enero.

“No es chiste, no es una cosa que salió y el que quiere la cumple y el que no quiere no la cumple”, afirmó el viceministro de Defensa del Consumidor, Jorge Silva.

Sin embargo, el mismo viceministro Silva tuvo que salir a aclarar que la vacunación contra la COVID-19 es voluntaria y que no habrá sanciones de cárcel a quienes no se inoculen, pero aclaró que el carné de vacunación o la prueba PCR es indispensable para ingresar a lugares públicos.

Le puede interesar: (Video) Dos presuntos sicarios fueron quemados vivos tras dispararle más de 12 veces a su víctima

Silva aseguró en una conferencia de prensa que no habrá sanciones de cárcel para las personas que no se vacunen en el país ya que los principios del plan de inoculación es la “gratuidad, la universalidad y que es voluntaria”.

Esta aclaración se debe a unas declaraciones suyas a un diario local según las cuales en caso de encontrar a una persona sin su carné de vacunación o sin su prueba PCR en algún lugar público se le realizará una prueba en el lugar y, en caso de dar positivo, podría ser procesado penalmente por el delito de atentado a la salud pública.

Vea también: Aumentan hospitalizaciones de niños por COVID-19: expertos explican cómo se puede evitar

Silva sostuvo que se sacó de contexto sus declaraciones y que están generando preocupación en la población, por lo que es necesario aclarar que la vacunación es voluntaria en el país.

“Es voluntaria, si no quieres, no lo haces y si no lo haces nadie te va a procesar”, reiteró el viceministro.