A través de un comunicado, el Gobierno venezolano ratificó que “condena categóricamente las nuevas y graves amenazas del régimen de Estados Unidos de América en contra de la paz, la estabilidad y la democracia en Venezuela”.

Insistiendo en que se trata de una “estrategia de agresión integral, aceptada y difundida abiertamente por los voceros del Gobierno supremacista de Washington”.

Este reclamo del país caribeño se da luego de que el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, iniciara una gira que le llevará por varios países de América Latina y el Caribe, pasando por Colombia el 6 de febrero, e hiciera pública la intención de Norteamérica de provocar un cambio violento del presidente constitucional de Venezuela, incitando un golpe militar.

Publicidad

“Washington confiesa así sus intenciones de agresión, contrarias a los más elementales principios del Derecho Internacional Público que rigen las relaciones entre las naciones civilizadas”, añade la información.

Finalmente, el Gobierno bolivariano hizo un llamado a los países americanos y al mundo a rechazar enérgicamente “las agresiones de Donald Trump contra Venezuela y a defender el derecho a la soberanía, a la democracia y a la paz de nuestros pueblos”.