En un video difundido en redes sociales se ve a un ladrón intentando entrar a una panadería por la ventana del local comercial.

El curioso hecho se presentó en Buenos Aires, Argentina. El presunto ladrón rompe el vidrio de la ventana con una piedra y luego se intenta meter a la panadería.

Con lo que no contaba es que, luego de tener casi la mitad de su cuerpo adentro, apareció alguien que le propinó escobazos en la cara y logró impedir que el sujeto entrara al local.

Al ver que los golpes eran tan fuertes, el hombre prefirió salir del lugar y huir corriendo.

Los escobazos fueron tantos que la escoba terminó rompiéndose.