Los bebés recién nacidos en la ciudad de Dnipro, en el este de Ucrania, fueron captados en video en un refugio antibombas improvisado en el hospital mientras las fuerzas rusas invadían el país.

En las imágenes se puede ver a las enfermeras cuidando a los bebés con varios de ellos sosteniéndolos en brazos, algunos incluso logrando sonreír, otros usando bolsas inflables para suministrar aire a los pequeños que tenían dificultad para respirar, pero ninguno lloraba mientras la cámara recorría la habitación.

Le puede interesar: Soldado ucraniano se inmoló para destruir un puente y detener a las fuerzas de invasión rusas

“Estábamos nerviosos, muy confundidos”, dijo el Dr. Denis Surkov, jefe de la unidad neonatal del Hospital Clínico Infantil de Dnipropetrovsk Oblast.