El árbitro de fútbol, Arián González fue enviado a juicio luego de patear en varias oportunidades, a la mascota de su exnovia.

El atroz ataque quedó registrado en una cámara de seguridad de un edificio de La Plata, Argentina, en donde se ve a González patear varias veces al animal, por lo cual, la perrita busca refugiarse detrás de una maceta, sin embargo, el señalado agresor la persigue, abre la puerta del edificio y de un fuerte golpe la saca del inmueble.

 

Lea también: El papa apoya leyes civiles para las parejas homosexuales, pero no matrimonio

 

La expareja de González quedó “sorprendida” al ver las imágenes, ya que el hombre no había mostrado señales de agresividad. “Fue mi pareja, lo conocí el año pasado y la verdad es que me sorprendió esta situación porque nunca hubo violencia, nunca discutimos, nunca me levantó la voz“.

“Yo no me había dado cuenta de nada y me enteré por la administración. Él me pidió perdón por mensaje y no hablamos más. Se me cayó todo cuando vi el video, no lo podía creer. Él dice que la perrita lo quería morder, pero no hay nada que justifique un acto así. Me llamó la familia que estaba preocupada y supongo que ellos verán que harán con él, si hará algún tratamiento o algo”, sostuvo la mujer.

 

Quizás le interese: Investigan restos de un cuerpo hallados por un jardinero dentro de un frasco

 

La perrita tuvo lesiones graves tras el brutal ataque, pero fue atendida por un veterinario y no hubo necesidad de dejarla internada.

 

Por su parte, un fiscal le solicitó al juez que eleve la causa a juicio. De esta manera, González quedó procesado por violar los artículos 1 y 3 inciso 7 de la Ley 14.346 de Argentina, que establece que “será reprimido con prisión de 15 días a un año, el que infligiere malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales”.