La extraña y polémica pelea fue protagonizada por el boxeador Damian Knyba quien dio un increíble nocaut durante la pelea contra el marroquí Aazddin Aajour, el viernes pasado en Zawonia, localidad al sureste de Polonia.

El luchador Knyba no ha sido derrotado en toda su carrera profesional y logró ganar en el primer asalto luego de que lanzara una serie de ganchos que si se ven cuidadosamente iban con dirección a la nada.

Lo más curioso es que Aajour (4-3-2) cayó a la lona luego de la embestida de su contrincante polaco, por lo que el arbitro del combate detuvo la pelea y proclamó ganador a Knyba.